Transformando los ambientes de aprendizaje

El estudio de las distintas particularidades de los espacios educativos es una tendencia mundial. La investigación sobre los ambientes ideales para niños y jóvenes es ahora un ejercicio que combina los aportes de expertos en el tema y las experiencias de instituciones que apuestan a la construcción de entornos innovadores.

KASSANI DISEÑO

Loris Malguzzi, pedagogo italiano, ya hablaba en los años 50 de un “tercer maestro”. Una herramienta que convendría incluir como determinante en el desarrollo del niño durante su formación académica, un activador para el apren-dizaje como experiencia y un influenciador en la construcción de la identidad de los usuarios. Ese tercer maestro es el espacio físico, el aula, el cual ha dado a los estudiantes el derecho de incluir en su experiencia educativa armonía, belleza y estética.

Aprendido de expertos

El camino por entender la importancia que tiene un apropiado espacio de aprendizaje en la formación de los estudiantes empieza a dar frutos y a visibilizarse en casos específicos de colegios, universidades e instituciones educativas que le apuestan a la conformación de un ambiente favorable y digno para sus alumnos. La construcción de aulas, talleres, bibliotecas, corredores, terrazas, cafeterías

y zonas al aire libre, lleva a reinterpretar el con-cepto de educación tradicional que antes minaba esfuerzos en comprender que los espacios deben adaptarse a los estudiantes y no al contrario.

Con respecto a esto, expertos internacionales en la construcción y diseño de áreas especializadas en aprendizaje han hecho un llamado de atención en el que recomiendan adaptar los modelos pedagógicos y recrear lugares más humanos, que estimulen la creatividad e inviten a los estudiantes a pensar a través de formas novedosas de enseñanza.

Este es el caso de los arquitectos Frank Locker y Peter Brown, quienes con una amplia experiencia en la planeación, diseño arquitectónico y diseño de mobiliario, han propuesto nuevas alternativas para complementar la educación y permitir que niños y jóvenes incluyan en su experiencia de aprendizaje armonía, confort y estética, aspectos que impactan positivamente su desarrollo y formación.

“Es nuestra responsabilidad hacer que el aprendizaje suceda, más cuando la educación tradicional no resuelve problemas reales”, afirma Frank Locker, quien desde su visión como arquitecto considera indispensable que los conocimientos adquiridos por los educandos se lleven a un plano real, donde predomine la experiencia con el exterior.

Para Locker, si bien a los modelos pedagógicos les corresponde cumplir con objetivos concretos, los recursos disponibles deben incentivar formas de aprendizaje activas, que evoquen el descubrimiento y faciliten la comprensión de los mensajes. Esto lo ha denominado como “making things learn”, noción que permite ver a los niños como productores y no como simples consumidores. Del mismo modo, asegura que los maestros deben ser facilita-dores del aprendizaje y ayudar a que los alumnos construyan su propio conocimiento. Para que esto sea posible, es necesario el desarrollo de actividades en las que se descubran el mundo y las cosas.

Por su parte, el arquitecto y diseñador Peter Brown considera que “a la hora de diseñar y construir un colegio o institución educativa es necesario partir de una perspectiva humana”, que además propi-cie el trabajo autónomo de sus usuarios y facilite para ellos ambientes flexibles que combinen el interior y el exterior del aula. Para diseñar una institución educativa, Brown propone contestar a las siguientes preguntas: ¿Cuál es el objetivo académico del colegio? ¿Qué tipo de persona desea formar? ¿Cuál es la metodología pedagógica que se emplea? ¿Qué necesitan y cómo se sienten los usuarios de la institución (estudiantes, docentes, administrativos, padres de familia, etc.)?

Una visión 360° del aula

Para romper con los elementos tradicionales del aprendizaje es primordial apropiar una visión glo-bal del aula y de las zonas que la complementan. De este modo, hay distintos factores que favorecen a la construcción de un aula 360° que piensa en función de las necesidades de sus usuarios.

Para construir esta visión holística e integral, los siguientes aportes de distintos especialistas llevan a comprender algunos aspectos esenciales, a saber:

Sostenibilidad: la creciente preocupación por los cambios climáticos ha llevado a que las instituciones del sector industrial, la academia y el Gobierno

cooperen en el tema de construcción sostenible. El uso racional del agua, el uso adecuado del paisajismo y las prácticas sostenibles, llevan a que los usuarios de colegios o universidades se apropien del espacio y adquieran sentido de pertenencia por el mismo. “La sostenibilidad es contagiosa, de modo que si los estudiantes perciben pequeñas acciones con contenido sostenible en el espacio que frecuentan, las replicarán en sus casas”, asegura Cesar Ruíz, CEO de la compañía Setri Sustentabilidad. La sostenibilidad permite que las escuelas y estudiantes se relacionen de nuevo con el mundo natural y reinterpreten su percepción del medio ambiente.

Los colegios son los lugares donde los niños suelen sentirse a salvo. Para algunos, debido a su situación social, la escuela se convierte en un refugio, un lugar en el que son considerados parte fundamental de una sociedad o de un entorno. Por ello, es primordial que un ambiente de aprendizaje conozca sus necesidades básicas y logre conectar al alumno con el espacio.

De esta forma, la sostenibilidad permite que las escuelas y los niños se relacionen de nuevo con el mundo natural y reinterpreten su percepción del medioambiente.

Estos son algunos elementos de una escuela sostenible:

  • El espacio debe conservar áreas naturales existentes que minimicen el escurrimiento de aguas pluviales y controlen la erosión.
  • Incorpora materiales y productos duraderos, no tóxicos, derivados de procesos de rendimiento sostenible, y fáciles de reciclar.
  • Evita el desbordamiento de aguas y reutiliza aguas lluvias.
  • Optimiza el número de luces por salón, integrando la iluminación eléctrica con la iluminación natural.
  • Incluye ventilación natural.
  • El espacio debe adaptarse a las nuevas tecnologías y responder a los cambios sociales, culturales y demográficos.

Iluminación: la especialista en iluminación, Carmenza Henao, resalta la importancia de este factor en la conformación de un ambiente ideal de aprendizaje. Este es un elemento básico que, según ella, resalta u opaca elementos del diseño arquitectónico y, en otros casos, afecta el bienestar de las personas que interactúan en un espacio. La iluminación tiene un efecto en la atención, la retención de in-formación y el estado de ánimo; por esto es necesario combinar la luz cálida, con luces intermedias y frías. Asimismo, se sugiere contar con óptimas fuentes de luz natural que reduzcan el uso de luz artificial.

Bioclimática: el arquitecto Jorge Ramírez hace un gran aporte al aspecto bioclimático en colegios y universidades. Ramírez afirma que es indispensable evitar el “síndrome del aula enferma”, en donde la calidad del aire interior es baja debido a las altas concentraciones de CO2 que llevan a síntomas de somnolencia y a disminuir la concentración en los educandos. La solución está en buscar condiciones de confort a través de la ventilación del espacio, aprovechando los caudales naturales del aire. “Esto es posible ubicando una apertura y una salida del aire en el espacio para una ventilación homogénea”, asegura.

Acústica: la visión 360° debe pensar en elementos acústicos que aíslen o acondicionen el sonido dentro y fuera del aula. Daniel Duplat, experto en acústica, recomienda que, dada la omnipresencia y el poco control que tenemos del sonido, es importante integrar: el aislamiento acústico, es decir que el sonido que provenga de afuera no afecte las actividades que se desarrollan adentro, o que el so-nido que se da desde el interior no moleste el exterior; y el acondicionamiento acústico, que consiste en usar medios arquitectónicos para controlar las ondas sonoras y dirigirlas por donde se requiere.

Espacios flexibles

El aula es el espacio donde casi todo sucede: el aprendizaje en grupo, las actividades colaborativas, los momentos de trabajo individual y la exposición de ideas. Es el lugar de interacción donde las dinámicas no son premeditadas, pues la espontaneidad y creatividad de los niños construye diferentes actividades en un mismo espacio.

De esta forma, es necesario facilitar el comportamiento de los alumnos, permitiendo el libre movimiento y las distintas configuraciones que pueden construir con sus objetos de trabajo. Esto beneficia la concentración y permite ver el espacio en función de las necesidades de los usuarios para apropiar y procesar la información.

Es así como el mobiliario se convierte en un factor determinante en el proceso de aprendizaje del niño. Este debe permitir el movimiento del cuerpo, evitando una posición rígida durante varias horas de trabajo. Según Claudius Reckord, de la compañía VS Furniture (empresa alemana especializada en innovación y diseño de mobiliario escolar), una posición dinámica aumenta la temperatura del cuerpo, señal de una buena circulación sanguínea y una mayor oxigenación hacia el cerebro, lo cual facilita la concentración.

Los espacios flexibles permiten, además, la integración del maestro como un guía en el proceso de aprendizaje de los alumnos. De la misma forma, brindan un lugar de trabajo donde pueden innovar, crear y concentrarse para preparar las clases del día. Este tipo de escenarios permite la conformación de zonas de relacionamiento con los demás, lo cual propicia un sólido crecimiento del aprendizaje influenciado por el “ser parte de una sociedad”.

Las posibles configuraciones de un espacio flexible son:

Tipo conferencia: el profesor o guía describe los objetivos para el período y asigna grupos para trabajar como equipos.

Trabajo en equipo: las mesas están dispuestas para el diálogo y la disertación en equipos. En ellas, algunos estudiantes utilizan su computador o dispositivo móvil para acceder a la información y preparar la sustentación de los temas.

Tipo “u”: las mesas se disponen en forma de “u”, los equipos presentan al resto de la clase sus aportes y se da una retroalimentación entre los equipos.

Para actividades adicionales: el aula, gracias a mobiliario apilable, se convierte en una herramienta que permite desarrollar otro tipo de actividades en un espacio libre de objetos.

Espacios intermedios

La vinculación del espacio exterior en el desarrollo de las habilidades cognitivas de los alumnos, es hoy una tendencia mundial. Se han logrado vincular los pasillos y zonas abiertas a las metodologías de aprendizaje aplicadas en las instituciones educativas que apuestan a la innovación.

Estos espacios contribuyen al desarrollo de la personalidad de los niños, beneficiando la construcción de confianza en sí mismos, el progreso de sus destrezas corporales y la conformación de sus habilidades comunicativas. Una vez la confianza se manifieste de forma considerable, esta se proyectará en otras áreas de su desarrollo, en su vida familiar y en la relación con sus pares.

Los estudiantes necesitan áreas cómodas y acogedoras, que los hagan sentirse como en casa; zonas en las que puedan jugar solos o con grupos pequeños de amigos, y que faciliten la interacción con niños de otras edades.

Esto también puede combinarse con otros factores, como el juego de matices de color en las paredes, la iluminación natural y los materiales didácticos,

los cuales propician momentos que provocan los sentidos del usuario. Un espacio rico en experiencias sensoriales ayuda a los estudiantes a retener y recuperar lo que aprenden.

Son lugares de espera, de pausas, que benefician la apropiación del niño con su colegio, son zonas que pueden convertirse en vitrinas para exhibir los trabajos de los estudiantes y que invitan al reconocimiento y al valor por el trabajo de los demás.

Los espacios intermedios comprenden bibliotecas, cafeterías, pasillos, terrazas, zonas verdes, zonas al aire libre y espacios para actividades físicas, ambientes en los que los estudiantes pueden probar sus ideas y llevar la teoría a la práctica.

“Los espacios de aprendizaje deben crear, permanentemente, nuevas oportunidades de aprendizaje para los niños”. Arquitecto Peter Brown

Algunos datos más

Estudios han encontrado que el 75% del aprendizaje ocurre a través de estímulos visuales, el 13% a través de escuchar y tocar, y el otro 12% al oler y degustar. Un ambiente rico en experiencias sensoriales ayuda a las personas a retener y recuperar lo que han aprendido. Se recomiendan colores con tonos más claros o neutros como color principal en paredes y acentos de tonos brillantes como azules o naranjas para complementar y dar vigor a los espacios.

Además, para la construcción del ambiente de aprendizaje es importante tener en cuenta que:

  • La luz natural mejora en un 20% los resultados de matemáticas y en un 26% en lectura.
  • La acústica mejora en un 20% el reconocimiento de las palabras.
  • La baja calidad del aire interior afecta la concentración y la memoria.
  • El color reduce incidentes de comportamientos destructivos y la agresividad.
  • El movimiento mejora la memoria a corto plazo y el aprendizaje.

Consejos de algunas instituciones educativas

La visión 360° del aula ha sido aplicada por distintos colegios en Colombia. Estas instituciones han trabajado para brindar espacios de alta calidad a sus estudiantes. Su experiencia puede dar luces del trabajo que a otras entidades les falta por hacer. Así, de ellos se puede aprender que:

  • Colegio Anglo Colombiano: necesitamos de ambientes de aprendizaje excepcionales para una educación excepcional; pensar en ambientes que pueden modificarse en el futuro y construir espacios creativos que permitan la libertad de pensamiento.
  • The English School: combinar los aportes de expertos con los talentos y las necesidades de la comunidad estudiantil para sincronizarse y lograr resultados.
  • Gimnasio Montaña: las tecnologías deben ser implementadas a la medida de cada proyecto institucional. Estas se convierten en herramientas de colaboración que fomentan el trabajo en equipo dentro del aula.
  • Liceo Campo David: es importante buscar nuevas pedagogías para conquistar a los alumnos. Tener ambientes adecuados que se centren en el lado humano de los estudiantes y que la educación no se convierta en solo un negocio.
  • Gimnasio Moderno: crear nuevas experiencias que replanteen las formas como se transmite el conocimiento. En los proyectos educativos, vincular varios actores desde los docentes y arquitectos, hasta los padres de familia.
  • Gimnasio Fontana: integrar las ciencias y las artes a nivel curricular una visión que sea pal-pable desde la arquitectura. Comunicar a través del espacio ideas de inclusión y de una formación más holística y menos lineal. Invitar a los estudiantes a que se cuestionen sobre lo que aprenden.
  • Aporte de Kassani a un aula 360°

    A través de la construcción de un discurso que refleja el interés de Kassani Diseño por espacios y ambientes de aprendizaje ideales, la compañía se ha acercado y ha sido aliada de las principales instituciones educativas del país en la vinculación de mobiliario de alta calidad dentro de sus proyectos educativos.

    Gracias a la experiencia en la construcción de un discurso que refleja el interés de Kassani por la educación, la compañía ha sido aliada de las principales instituciones educativas del país en la con-formación de sus ambientes de aprendizaje. Desde 2011, a través del proyecto Aula 360º, se emprendió una rigorosa investigación sobre las tendencias educativas en el mundo y su influencia en el diseño e innovación de ambientes y productos para la enseñanza. A través de aportes de expertos interna-

    cionales y de insigths recopilados de las principales instituciones educativas en Colombia, en 2016 publicamos una nueva versión de Aula 360º, como argumento del espacio de aprendizaje que Kassani considera apropiado construir para los pequeños actores de la sociedad.

    Siendo así, el principal objetivo es la conformación de ambientes planeados y preparados para la formación de niños y jóvenes, resaltando la importancia que tiene contar con mobiliario ergo-nómico, que no solo brinde a los estudiantes confort y seguridad, sino que también sea parte de la funcionalidad y la flexibilidad que se requiere para las dinámicas que surgen en lugares que invitan al conocimiento. A través de un riguroso proceso de diseño e ingeniería, los productos de Kassani pueden combinarse con las experiencias que nacen en la construcción de las habilidades cognitivas, motrices y espaciales del alumno.

    Kassani es Diseño Humano, formando amantes del diseño que cuidan de los otros.

Comentarios

Eduardo Rafael Martinez Barraza

2017-01-19 19:23:19

Muy interesante articulo donde se exploran otras innovadoras opciones para el diseño de ambientes escolares para mejorar el aprendizaje.

Deja aquí tu comentario


Quiénes Somos
Ruta Maestra es la revista de la Editorial Santillana Colombia, especializada en educación.

Nuestro objetivo principal es propiciar un espacio de comunicación y construcción de conocimientos y experiencias entre expertos, entidades y comunidad educativa en torno a las temáticas que generan mayor interés entre nuestra comunidad.

Está dirigida a docentes, rectores, líderes de opinión y, en general, a todas las personas y entidades que buscan estar al día y profundizar en un tema prioritario para nuestra sociedad, como es la educación y sus distintas facetas.
Datos de Contacto

Santillana Colombia

PBX: (+57) (1) 705 7777
Dirección: Cra 11A # 98-50 Oficina 501

Bogotá - Colombia

Suscríbete a la versión digital gratuita.

Santillana Colombia © 2016 Todos los Derechos Reservados

Suscríbete a la versión digital gratuita.

Nombres:

Apellidos:

Correo:

Colegio:

Ciudad:

×