José Asunción Silva
Nació el 27 de noviembre 1865 en Bogotá, fue un poeta que marco la historia de Colombia. En la historiografía literaria suele reconocérsele como el gran iniciador del modernismo en Hispanoamérica, que el nicaragüense Rubén Darío llevaría a la cúspide.

Dotado de una gran sensibilidad humana y artística y de una notable inteligencia, tuvo una formación literaria precoz, resultado de un ambiente familiar cultivado y creativo. Su padre, Ricardo Silva Frade, era un hombre elegante, de refinado gusto y pertenecía a un grupo costumbrista de escritores.

Vicenta Gómez, hermosa dama bogotana y madre de Silva, era hija del diputado Vicente Antonio Gómez Restrepo, quien desempeñó importantes labores en los primeros años de la República de la Nueva Granada, falleció tempranamente.

Este gran poeta tuvo cinco hermanos, aunque solo llegaron a edad adulta: Elvira, Julia y él, mientras que sus otros tres hermanos murieron a edad temprana: Alfonso, Inés, y Guillermo. Fue un hecho que marcó su vida, mucho tiempo después (1891) muere su hermana Elvira, con quien tenía una cercana relación.

Con tan solo 10 años escribe su primer poema titulado Primera Comunión, una segunda versión tiene fecha el 8 de diciembre de 1881.

En el 1878 termina sus estudios y comienza a trabajar con su padre, ese mismo año, diseña en su papelería personal su monograma con sus iniciales.

Su adolescencia tuvo varios momentos impactantes como varias muertes de sus seres más cercanos, por lo que comenzó a escribir su colección de poemas que tituló “Intimidades”.

A los 19 años su padre lo asocia a su casa comercial y afines de octubre viaja a París, cumpliendo uno de sus sueños, sin embargo, ese mismo años muere su abuelo.


En 1886 regresa a Bogotá.

Murió a sus 31 años de edad el 24 de mayo de 1896, no sé sabe realmente cuál fue la causa de su muerte. Este autor no publicó ni un solo libro, sus versos los leía en tertulias y publicaba en periódicos, sin embargo, este poeta marcó la literatura en nuestro país.

¿Cómo implementar la poesía en las aulas de clase?

Una de las maneras para implementar el interés por la poesía en las aulas de clase, es la lectura en voz alta por parte del docente, en la que también puede incluir la descripción de objetos, personas, lugares y expresiones de tiempo, interactuar con los niños y jóvenes a quienes se les lee y apropiarse de los textos con sonidos.

Otra manera es la retroalimentación, inventar con los estudiantes un juego de preguntas y respuestas, conversar y/o dialogar es la mejor forma de mantener a los niños y jóvenes atentos.
Y una de las más importantes es incluir en las bibliotecas y aulas de clase libros de poetas reconocidos, ejemplo, este gran poeta a quien hoy Santillana Colombia le hace un reconocimiento.

Lee la primera obra de José Asunción Silva



Primera Comunión
Todo en esos momentos respiraba
una pureza mística-la inocencia de los niños
las luces matinales que alumbraban
la ignorada capilla
los cantos religiosos que pausados
hasta el cielo subían,
el aroma suave del incienso
al perderse en espiras
las voces interiores de otro mundo
sonoras y tranquilas- tranquilidad armonía
los dulces niños colocados junto
al altar de rodillas
y hasta los viejos santos en los lienzos
de oscura vaga tinta
bajo el polvo de siglos que los cubre
mudos soreían

ÚLTIMOS ARTICULOS
Santillana Colombia © 2014 Todos los Derechos Reservados


Suscríbete a nuestro boletín de novedades Santillana